uñas de gel alicante

Desde hace miles de años, las uñas y cuerpos han sido adornados con pinturas y alhajas. En Etiopía las diferentes tribus utilizaban aceite de mirra para mejorar la calidad de sus uñas, en Egipto, en la época de Cleopatra, se utilizaba henna para dar color a las uñas. En Grecia los hombres con poder decoraban sus uñas con pan de oro. Y en China también los hombres decoraban las uñas con pan de oro, al igual que los griegos, o con pinturas de miniatura.
Hoy en día no solo conservamos esa costumbre ancestral, sino que la trasformamos en parte de nuestra rutina diaria. Hoy traemos unos consejos para llevar las uñas siempre perfectas.
Cosas que debes saber antes de pintarte las uñas:

1. Siempre usa una base, no sólo protegerá a tu uña de maltratarse y mancharse, también ayudará a que el esmalte se quede ahí por más tiempo.

2. Evita los esmaltes de secado rápido porque puede deshidratar tus uñas

3. Después de pintar tus uñas, sumerge los dedos en agua fría (con hielo) para ayudar a que sequen más rápido.

4. Si el color que usarás es neón,
aplica antes una capa de esmalte blanco o nude, así lucirá aún más brillante.

5. Al pintarlas aplica capas delgadas, con dos capas tus uñas estarán listas y con poca posibilidad de arruinarse.

6. Mantén tus esmaltes en un lugar frío, seco y oscuro, el refrigerador es una buena opción para que duren más tiempo.

7. Nunca agites la botellita de esmalte antes de usarlo porque se harán burbujas en su interior y después en tus uñas. Si quieres mezclarlo mejor ponlo entre las palmas de tus manos y giralo de un lado a otro.

8. Después de pintar tus uñas, aléjate del agua caliente por unas horas porque podría arruinarlas.

9. Al finalizar, no te olvides de usar top coat. KostMake-Up te propone dos opciones que son Milagro Gel o Efecto Gel Top Coat.

uñas perfectas Uñas de gel

Diferentes tipos de uñas:
Es una duda muy común no saber la diferencia entre uñas de gel, uñas de porcelana y uñas con esmalte permanente o no saber cuál de los tres tipos de uñas te conviene más. Por ello, para que sepas que tipo de uña te viene mejor, vamos a dedicar este articulo a explicarte detalladamente las diferencias de los materiales de los que se compone cada uno, así como las ventajas y desventajas de cada tipo.
Empecemos hablando de lo que tienen en común, que es donde reside todo su atractivo, se trata de diversas formas de manicura que aseguran mayor duración que lo que la manicura al uso o tradicional.
Principal diferencia
Como es obvio, la principal diferencia de cada tipo de uñas es el material del que se compone. Para que te hagas una idea te lo detallamos:
Uñas de gel
El gel es una tecnología más avanzada y moderna. Los geles son oligomeros, es decir, no son ni líquidos, ni sólidos. Los geles son una jalea que solo curan bajo los rayos ultravioletas de la lámpara.
Uñas de porcelana
Elaboradas con fibra de vidrio, resulta un material bastante frágil y requieren una laboriosa colocación. Hay uñas de porcelana prefabricadas, pero lo normal es que los profesionales le den la forma y el tamaño adecuados gracias a un molde colocado bajo el borde de la uña natural.
Uñas con esmalte permanente
El tratamiento estético de esmaltado permanente para las uñas combina solventes, monómetros y polímetros, el resultado de estos tres componente es una manicura cuyo proceso se asemeja a la aplicación de un esmalte tradicional con una duración similar a las uñas de gel pero de fácil eliminación.

Ventajas de la manicura permanente

Uñas perfectas hasta su crecimiento, eso es lo que asegura ofrecer. Lo normal es que esta manicura aguante una media de dos semanas, en los pies ya dura algo más, mes, mes y medio sin problema, por lo que es muy recomendable para el verano.
– El color, además de duradero, es resistente, vamos que está pensado para soportar pequeños roces y golpes sin los latosos desconchamientos del esmalte tradicional.
– El acabado permanente no se diferencia en nada del esmalte, a no ser por su brillo, casi el doble.
– Antes del proceso de esmaltado se lleva a cabo una manicura tradicional para dar forma a las uñas.
– El proceso de esmaltado se realiza directamente sobre la uña ya con forma, sin acrílicos que la extiendan, por ello es más natural que las uñas de gel.
– La duración del tratamiento no dura más de treinta minutos (tiempo de manicura incluido).
– Los esmaltes empleados son especiales y para secarse precisan de una lámpara de luz UV.
– Las uñas se secan inmediatamente por lo que no se corre el riesgo de estropearlas o dañarlas.
– El crecimiento de la uña es la causa principal para eliminar el esmalte y realizar el proceso nuevamente.
– Las uñas de gel y las de porcelana sellan completamente la superficie de la uña natural y no la dejan respirar siendo, a largo plazo, dañinas y pudiendo provocar hongos. Mientras que la manicura permanente no daña tanto la uña, ya que no exige el limado de la misma ni para aplicarlo, ni para retirarlo. Se eliminan con acetona pura.
– No está indicado para personas con las uñas grasas ya que la uña rechazará el esmalte y se despegará antes.
– Las uñas de porcelana, al ser de un material más fino, son un poco más frágiles y requieren un mantenimiento más cuidadoso que las de gel pero cualquiera de estos 2 tipos de uñas implica dedicar un poco de mantenimiento cada cierto tiempo, ya que hay que ir rellenando el hueco dejado por el crecimiento natural de la uña.

Así que si quieres llevar las uñas siempre perfectas y no preocuparte de su mantenimiento ven a visitarnos en la C/Poeta Quintana, 11, y disfruta de nuestras ofertas y asesoramiento exclusivo.